Saltar al contenido
Inicio » Blog » Blockchain, el reto en México

Blockchain, el reto en México

Blockchain es una tecnología que permite transmitir datos digitales de forma totalmente segura con un cifrado muy sofisticado.

Blockchain significa “cadena de bloques” y su nombre se llama la tecnología detrás de la revolución de Bitcoin, ya que es el sistema de codificación de información detrás de la moneda virtual y sustenta todas sus estructuras. Sin embargo, rápidamente se vio el potencial en sí mismo y la cantidad de aplicaciones que permitiría en otros ámbitos distintos a las transacciones financieras, como la administración pública o el Internet de las Cosas.

¿Cómo funciona la cadena de bloques?

Blockchain es una tecnología que permite transmitir datos digitales de forma totalmente segura con un cifrado muy sofisticado. Es como los asientos contables de una empresa que registran todas las entradas y salidas de dinero, pero en este caso sería un libro de eventos digital.

Además, tiene una gran novedad: esta transmisión no requiere de un intermediario centralizado para identificar y verificar la información, sino que se distribuye entre múltiples nodos independientes que no requieren confianza entre ellos para registrarse y verificarla. Una vez ingresada la información no se puede borrar, solo se pueden agregar nuevos registros, sin legalización a menos que la mayoría esté de acuerdo.

Cada bloque de la cadena lleva un paquete de transacción y dos códigos, uno que indica cuál es el bloque anterior (excepto el bloque de origen, por supuesto) y el otro que indica el bloque posterior, es decir, si están intercalados o encadenados, por lo que se denominan códigos hash o punteros.

Entonces entra en juego el concepto de nodos haciendo minería, el proceso de verificación de la información. Durante este proceso de minería o verificación, cuando hay dos bloques que apuntan al mismo bloque anterior, el primero en ser descifrado por la mayoría de los nodos simplemente gana, es decir, la mayoría de los puntos de la red deben estar de acuerdo para verificar la información. Por lo tanto, incluso si una cadena de bloques genera múltiples cadenas de bloques, la cadena de bloques más larga siempre es legítima.

Los beneficios de la cadena de bloques

Las operaciones a menudo son un esfuerzo desperdiciado al mantener registros duplicados y la verificación de terceros. Los sistemas de mantenimiento de registros pueden ser vulnerables al fraude y los ataques cibernéticos. La transparencia limitada ralentiza la validación de datos. Además, con la llegada del Internet de las cosas (IoT), el número de transacciones ha crecido exponencialmente. Todo esto ralentiza el negocio y perjudica los resultados. La tecnología Blockchain tiene ventajas funcionales muy relevantes para estos problemas que requieren mejora:

Mayor confianza

Si está utilizando una red privada a la que solo pueden acceder los miembros, con blockchain puede estar seguro de que recibirá datos precisos y oportunos y que sus registros confidenciales de blockchain solo se compartirán con miembros específicos de la red en la que confía. Autorizado.

Mayor seguridad

Todos los miembros de la red deben estar de acuerdo con la precisión de los datos, y todas las transacciones verificadas son inmutables porque se registran de forma permanente. Nadie, ni siquiera los administradores del sistema, pueden eliminar transacciones.

Más eficiente

Al compartir el libro mayor distribuido entre los miembros de la red, se elimina el tiempo perdido en el registro de operaciones coordinadas. Para acelerar las transacciones, un conjunto de reglas llamadas contratos inteligentes se almacenan en la cadena de bloques y se ejecutan automáticamente.

¿Dónde está el futuro de la cadena de bloques?
Los expertos relacionan la llegada de blockchain con hitos como la integración de los ordenadores en el uso doméstico o el desarrollo de internet, un sistema que cambiará la forma de entender los negocios y la sociedad.

Uno de sus mayores potenciales son los llamados contratos inteligentes o contratos inteligentes, mediante los cuales con la ayuda de la tecnología blockchain se pueden realizar acuerdos y transacciones con confianza sin revelar información confidencial entre Pagar con comerciantes o alquilar un auto en línea.

Además, con base en el mismo concepto, blockchain será esencial para IoT. Los dispositivos electrónicos de nuestros hogares podrán comunicarse entre sí de forma segura y transparente, y pronto veremos a nuestros frigoríficos comprándonos yogures en el supermercado online una vez detecten que están listos, gracias a esta tecnología.

Hay una gran cantidad de proyectos y aplicaciones trabajando actualmente en la implementación de blockchain como columna vertebral, por lo que pronto se verá si realmente se convierte en la tecnología del futuro.

Algunos ejemplos incluyen las propias entidades financieras y otros sectores como bienes raíces, servicios generales, cadena de suministro, almacenamiento en la nube, identidad digital y servicios públicos/gubernamentales. La versatilidad de la tecnología es tan grande que es difícil encontrar un área que no pueda cambiarse con una idea así.

¿Qué pasará con México y América Latina?

Aunque su uso en México es relativamente nuevo, existen algunos ejemplos interesantes de aplicaciones en la actualidad.
Blockchain en México se fortalece día a día. Es una tecnología capaz de resolver problemas políticos, sociales, industriales y económicos, y como tal, blockchain en México tiene un amplio campo de acción pues parece ser una solución a la corrupción y la falta de transparencia. Adicionalmente, blockchain en la industria simplifica los trámites y reduce el margen de error.

Blockchain o blockchain es una de las tecnologías que más interés ha despertado en campos como las finanzas o la energía y se ha convertido en parte de los sistemas de auditoría. Otros sectores que utilizan la tecnología son la banca, bienes raíces, salud y corporaciones en general.

Las empresas que utilizan blockchain se caracterizan por estar en una etapa de desarrollo con mucha innovación y disrupción, tener entre 1 y 3 años, tener entre 6 y 10 empleados y ventas proyectadas menores a $500.000. (Endeavour) en México, pero en Latinoamérica desarrollan los suyos propios a base de productos externos como Ethereum.

México está jugando un papel de liderazgo en el desarrollo de blockchain en América Latina. Tiene el porcentaje más alto de empresas basadas en blockchain y es el tercer país de América Latina en usar más criptomonedas (Hootsuite).

América Latina invirtió $77,1 millones en 2020 y se espera que la inversión en la región aumente a $232,9 millones para 2023.

Los principales retos que enfrenta blockchain en México son:

  • Regulación: Regular una empresa usando blockchain significa primero identificar qué tipo de empresa es. La Ley Fintech de México establece a grandes rasgos las bases para regular a las empresas que utilizan criptomonedas como Bitcoin, sin embargo, blockchain no puede cumplir con una sola ley y su regulación depende de su uso.
  • Falta de personal calificado: Blockchain es una nueva tecnología que aún tiene un largo camino por recorrer, por lo que los materiales de capacitación sobre el tema siguen siendo escasos. Con demasiada frecuencia, las empresas que necesitan profesionales de blockchain se ven obligadas a recurrir al talento extranjero. El uso de la tecnología blockchain en México es la promesa de una revolución financiera cada vez más popular, cumpliendo con el objetivo de garantizar un sistema simple, seguro y confiable. Todo indica que esta revolución se verá más en el país.

Fuente: forbes.com.mx

Translate »